martes, julio 09, 2013

DragonBox: app para aprender álgebra en minutos

Leo una interesante noticia en el Confidencial - tecnología escrito por Alfredo Pascual. Según un estudio financiado por la Washington University's Center for Game science and the Technology Alliance loa alumnos que utilizaron la app DragonBox (disponible para Ios y Android) Mejoraron sensiblemente su destreza a la hora de resolver incógnitas de álgebra. "De aquellos estudiantes que jugaron al menos una hora y media, el 92,9% demostraron maestría en las operaciones algebraicas básicas. De los que que jugaron al menos una hora, el 83,8%. Y de los que los que lo hicieron al menos tres cuartos de hora, el 73,4% evidenciaron dominarla".

Este informe trata de demostrar que la aplicación de técnicas de gamificación ( en esta píldora que he creado en etceter se puede aprender más sobre el tema) produce grandes beneficios en el aprendizaje. Se trata de aplicar las mecánicas de juego a cualquier tipo de proceso con el objeto de hacerlo divertido y atractivo para los usuarios. 

Según el artículo del Confidencial La clave de aplicaciones como DragonBox es que sustituyen un proceso arduo, con predisposición a frustrar al estudiante, por otro divertido, que reta al usuario a seguir avanzando, desbloquear nuevas pantallas, sin que se dé cuenta de que está sumergiéndose en las procelosas aguas del pensamiento abstracto. Porque DragonBox tiene una base 100% matemática y está orientada a la enseñanza, con un manual para que el personal docente lo aplique de la forma más adecuada. Según su creador, el francés Jean-Baptiste Huynh, 8 de cada 10 niños menores de 15 podrá resolver sin mayor complicación la ecuación inferior con solo dedicarle 4 horas al juego". 

Otra interesante reflexión del artículo es la siguiente: "No es descabellado plantear un escenario futuro en el que los niños comiencen a estudiar álgebra o lógica nada más salir del jardín de infancia. "Debemos crear herramientas para que los niños puedan usarlas en cuanto estén preparados, y eso debe ser a una edad muy temprana", dice Huynh a Forbes, "estamos muy centrados en la enseñanza y muy poco en el aprendizaje, cuando son dos mundos distintos. Los profesores enseñan y los alumnos aprenden. Tratar de enseñar las cosas a mi manera, como venimos haciendo, no funciona. Sin embargo invitar a los niños a aprender cuando están motivados es extremadamente eficaz".

DragonBox está disponible tanto para Android como para los sistemas móviles de Apple. La versión para niños entre 5 y 12 años cuesta 4,79 euros, y 8,99 su edición avanzada, para jóvenes de 12 años en adelante